Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
únete Súmate a la ACHS
únete Ingresa flecha
ACHS VIRTUAL
pregunta

En ACHS Virtual realiza todas las gestiones preventivas, de salud y económicas, reporte de accidentes, certificados, estadísticas y otros

Ok
ACHS GESTIÓN
pregunta

En ACHS Gestión realiza la gestión preventiva de tu empresa y seguridad laboral, realizando tu plan de prevención, gestión de aspectos legales, comités paritarios y otros

Ok
logo ACHS
lupa
ícono teléfono Call center 600 600 22 47
ícono baliza Rescate 1404
lupa
21/11/2018

¿Cómo mantener un ambiente laboral sin resfríos?

En el trabajo compartimos el mismo espacio con diferentes personas. Diariamente nos exponemos al contagio de enfermedades, ya que no todos contamos con la misma salud ni tenemos las mismas defensas. Recuerda que cuidarte también permite proteger a tus compañeros.

La mayoría de los resfríos se transmiten vía aérea. Evitar el contagio de estas enfermedades requiere de ciertos cuidados mínimos a incorporar durante todo el año, ya que esta molesta enfermedad no es exclusiva de la época invernal. Lavarse frecuentemente las manos es la medida de prevención más recomendada por los especialistas. Sin embargo, existen otras maneras de mantenernos alejados del virus que causa esta patología.

Cuida tu salud mental y física

Para prevenir el resfrío debemos cuidar tanto el entorno, como nuestro cuerpo. Por ejemplo, mantener hábitos de sueño saludables -dormir las ocho horas diarias- permite que recuperemos energías, ya que muchas de las funciones relacionadas con el regeneramiento de células y tejidos se realizan mientras dormimos. Esto facilita que nuestro sistema inmune esté en óptimas condiciones para enfrentar cualquier tipo de enfermedad.

Además, la falta de descanso facilita el estrés. Esta es una de las causas por las que nuestras defensas disminuyen. Por este motivo, también es necesario preocuparse de la salud mental, realizando actividades recreativas que ayuden a controlar los niveles de ansiedad y que permitan liberar y equilibrar frustraciones o rabias de la vida diaria.

La alimentación también es fundamental para el cuidado de nuestra salud. Una dieta balanceada que incluya todas las vitaminas y nutrientes que nuestro cuerpo necesita es esencial para mantenerse saludable. Para esto, se recomienda incluir alimentos como legumbres, huevos, pescados, cereales y frutos secos; los que te ayudarán a fortalecer tu sistema inmunológico.

Cuida tu espacio de trabajo

La limpieza y ventilación son aspectos que debemos cuidar en el espacio de trabajo, ya que impiden que los virus se propaguen con facilidad. Para ello, te recomendamos tres acciones frecuentes:

  • Ventila tu espacio de trabajo: es aconsejable abrir puertas y/o ventanas durante dos minutos, al menos dos veces al día. Así evitas que los gérmenes queden suspendidos en el aire, provocando contagios si alguien ya está enfermo.
  • Mantén una temperatura adecuada: el uso del aire acondicionado suele contribuir a la aparición de resfriados. Te recomendamos mantener una temperatura adecuada y agradable para todos. Si estás en espacios cálidos, quítate una capa de ropa, y si sales al frío, abrígate antes.
  • Desinfecta periódicamente tus implementos de trabajo: las herramientas o útiles de escritorio -como el teclado del computador, mouse y teléfonos- pueden alojar y conservar los virus que causan el resfrío. Por eso, es apropiado que al menos una vez al mes, los desinfectes con alcohol o una solución desinfectante.

Siguiendo estas recomendaciones, tanto en casa como donde trabajas, podrás prevenir un resfrío en cualquier época del año y mantener a tu familia y colegas sanos.​​

 

    ¿Cómo mantener un ambiente laboral sin resfríos?

    En el trabajo compartimos el mismo espacio con diferentes personas. Diariamente nos exponemos al contagio de enfermedades, ya que no todos contamos con la misma salud ni tenemos las mismas defensas. Recuerda que cuidarte también permite proteger a tus compañeros.

    La mayoría de los resfríos se transmiten vía aérea. Evitar el contagio de estas enfermedades requiere de ciertos cuidados mínimos a incorporar durante todo el año, ya que esta molesta enfermedad no es exclusiva de la época invernal. Lavarse frecuentemente las manos es la medida de prevención más recomendada por los especialistas. Sin embargo, existen otras maneras de mantenernos alejados del virus que causa esta patología.

    Cuida tu salud mental y física

    Para prevenir el resfrío debemos cuidar tanto el entorno, como nuestro cuerpo. Por ejemplo, mantener hábitos de sueño saludables -dormir las ocho horas diarias- permite que recuperemos energías, ya que muchas de las funciones relacionadas con el regeneramiento de células y tejidos se realizan mientras dormimos. Esto facilita que nuestro sistema inmune esté en óptimas condiciones para enfrentar cualquier tipo de enfermedad.

    Además, la falta de descanso facilita el estrés. Esta es una de las causas por las que nuestras defensas disminuyen. Por este motivo, también es necesario preocuparse de la salud mental, realizando actividades recreativas que ayuden a controlar los niveles de ansiedad y que permitan liberar y equilibrar frustraciones o rabias de la vida diaria.

    La alimentación también es fundamental para el cuidado de nuestra salud. Una dieta balanceada que incluya todas las vitaminas y nutrientes que nuestro cuerpo necesita es esencial para mantenerse saludable. Para esto, se recomienda incluir alimentos como legumbres, huevos, pescados, cereales y frutos secos; los que te ayudarán a fortalecer tu sistema inmunológico.

    Cuida tu espacio de trabajo

    La limpieza y ventilación son aspectos que debemos cuidar en el espacio de trabajo, ya que impiden que los virus se propaguen con facilidad. Para ello, te recomendamos tres acciones frecuentes:

    • Ventila tu espacio de trabajo: es aconsejable abrir puertas y/o ventanas durante dos minutos, al menos dos veces al día. Así evitas que los gérmenes queden suspendidos en el aire, provocando contagios si alguien ya está enfermo.
    • Mantén una temperatura adecuada: el uso del aire acondicionado suele contribuir a la aparición de resfriados. Te recomendamos mantener una temperatura adecuada y agradable para todos. Si estás en espacios cálidos, quítate una capa de ropa, y si sales al frío, abrígate antes.
    • Desinfecta periódicamente tus implementos de trabajo: las herramientas o útiles de escritorio -como el teclado del computador, mouse y teléfonos- pueden alojar y conservar los virus que causan el resfrío. Por eso, es apropiado que al menos una vez al mes, los desinfectes con alcohol o una solución desinfectante.

    Siguiendo estas recomendaciones, tanto en casa como donde trabajas, podrás prevenir un resfrío en cualquier época del año y mantener a tu familia y colegas sanos.​​

    ¿Cómo mantener un ambiente laboral sin resfríos?