Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
25/03/2019

La necesidad del reconocimiento laboral

La validación de nuestras acciones, tanto en el trabajo como en otros aspectos de la vida, permite que tengamos mayor seguridad e impulso sobre lo que hacemos, generando una respuesta proactiva de nuestra parte y ganas de seguir mejorando. Las felicitaciones en el contexto del trabajo, también repercuten en el ambiente laboral.

En la cotidianidad suelen distinguirse los errores del quehacer antes que las acciones positivas. Felicitar o reconocer méritos es algo poco frecuente, ya que se entiende socialmente que hacer algo bien es justamente la obligación que tenemos.

Sin embargo, la motivación de las personas es un elemento determinante respecto al desempeño profesional. Para ello, las frases de refuerzo son de gran ayuda y permiten mejorar la relación entre todos quienes comparten una relación de trabajo.

Refuerzo positivo

En tiempos de mucha competitividad y sobreexposición de nuestras vidas, sostener relaciones sanas es trascendental para una buena salud. Por eso, mantener una actitud de respeto con el otro, entregar apoyo y ser alegre, permite que la empatía sea mutua.

Entender que el refuerzo positivo no se trata de entregar felicitaciones todo el tiempo, es sumamente importante. No busca exagerar todo tipo de acciones, ya que perderían relevancia las acciones que realmente son positivas. Debe existir un equilibrio entre destacar las cosas malas que deben mejorarse y destacar las capacidades del otro, por ejemplo, al cumplir con varios objetivos.

Debemos considerar que construir mejores relaciones es un desafío que involucra diferentes áreas. En el trabajo, por ejemplo, las personas comparten un aproximado de ocho horas diarias, por lo que es prácticamente imposible no relacionarse con alguien. El apoyo entre compañeros nos reconforta.

El equilibrio entre el reconocimiento positivo y negativo afecta de diferentes maneras en los trabajadores y ambientes de trabajo. Algunos factores son:

  • Seguridad: la incertidumbre genera conflictos en cualquier persona. Si alguien no sabe si su rendimiento es el adecuado, debido a que no recibe retroalimentación, entonces esto influirá en su motivación y/o desempeño. Construir un ambiente seguro, también radica en poner en el práctica el reconocimiento.
  • Crecimiento profesional: cuando se reconocen nuestras fortalezas, se nos imponen nuevos desafíos y sentimos retribución en el trabajo que realizamos. Con ello, nos percatamos qué elementos debemos mejorar y en qué ya somos buenos, permitiéndonos un aprendizaje profesional significativo.
  • Crecimiento personal: saber que podemos mejorar algo, que fuimos persistentes y logramos nuestros objetivos, es una de las consecuencias de la retroalimentación y el reconocimiento. Ya que saber que fuimos capaces de alcanzar nuevas metas, también nos enseña sobre nuestra personalidad, influyendo en nuestra autoestima y motivación.

Tener claro esto permitirá mejorar la relación entre todas las personas que conforman tu equipo de trabajo, y también, su desempeño. Ya que saberse validados y valorados, es una motivación extra para desempeñar mejor sus funciones. ​

 

    La necesidad del reconocimiento laboral

    La validación de nuestras acciones, tanto en el trabajo como en otros aspectos de la vida, permite que tengamos mayor seguridad e impulso sobre lo que hacemos, generando una respuesta proactiva de nuestra parte y ganas de seguir mejorando. Las felicitaciones en el contexto del trabajo, también repercuten en el ambiente laboral.

    En la cotidianidad suelen distinguirse los errores del quehacer antes que las acciones positivas. Felicitar o reconocer méritos es algo poco frecuente, ya que se entiende socialmente que hacer algo bien es justamente la obligación que tenemos.

    Sin embargo, la motivación de las personas es un elemento determinante respecto al desempeño profesional. Para ello, las frases de refuerzo son de gran ayuda y permiten mejorar la relación entre todos quienes comparten una relación de trabajo.

    Refuerzo positivo

    En tiempos de mucha competitividad y sobreexposición de nuestras vidas, sostener relaciones sanas es trascendental para una buena salud. Por eso, mantener una actitud de respeto con el otro, entregar apoyo y ser alegre, permite que la empatía sea mutua.

    Entender que el refuerzo positivo no se trata de entregar felicitaciones todo el tiempo, es sumamente importante. No busca exagerar todo tipo de acciones, ya que perderían relevancia las acciones que realmente son positivas. Debe existir un equilibrio entre destacar las cosas malas que deben mejorarse y destacar las capacidades del otro, por ejemplo, al cumplir con varios objetivos.

    Debemos considerar que construir mejores relaciones es un desafío que involucra diferentes áreas. En el trabajo, por ejemplo, las personas comparten un aproximado de ocho horas diarias, por lo que es prácticamente imposible no relacionarse con alguien. El apoyo entre compañeros nos reconforta.

    El equilibrio entre el reconocimiento positivo y negativo afecta de diferentes maneras en los trabajadores y ambientes de trabajo. Algunos factores son:

    • Seguridad: la incertidumbre genera conflictos en cualquier persona. Si alguien no sabe si su rendimiento es el adecuado, debido a que no recibe retroalimentación, entonces esto influirá en su motivación y/o desempeño. Construir un ambiente seguro, también radica en poner en el práctica el reconocimiento.
    • Crecimiento profesional: cuando se reconocen nuestras fortalezas, se nos imponen nuevos desafíos y sentimos retribución en el trabajo que realizamos. Con ello, nos percatamos qué elementos debemos mejorar y en qué ya somos buenos, permitiéndonos un aprendizaje profesional significativo.
    • Crecimiento personal: saber que podemos mejorar algo, que fuimos persistentes y logramos nuestros objetivos, es una de las consecuencias de la retroalimentación y el reconocimiento. Ya que saber que fuimos capaces de alcanzar nuevas metas, también nos enseña sobre nuestra personalidad, influyendo en nuestra autoestima y motivación.

    Tener claro esto permitirá mejorar la relación entre todas las personas que conforman tu equipo de trabajo, y también, su desempeño. Ya que saberse validados y valorados, es una motivación extra para desempeñar mejor sus funciones. ​

    La necesidad del reconocimiento laboral