Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
12/12/2012

Infórmate cómo prevenir los riesgos de la exposición a los rayos UV

Fatiga, falta de concentración, náuseas, quemaduras en la piel y problemas a la vista son sólo algunas de las consecuencias que puede provocar la exposición prolongada a la radiación solar. Si trabajas al aire libre, recuerda considerar estas medidas para prevenir posibles enfermedades profesionales.

Rubros como la construcción, agricultura, pesca, minería, transporte y comercio son donde los trabajadores se encuentran más expuestos a los peligros de la radiación solar. Sin embargo, todos quienes trabajen al aire libre deben tomar ciertas precauciones básicas para prevenir molestias.

Estar bajo el sol puede tener consecuencias mentales y físicas, las que se relacionan directamente con el tiempo de exposición. A mayor tiempo, mayores serán los efectos acumulativos, por lo que la primera indicación siempre es controlar los periodos de exposición y contar siempre con un área sombreada que permita evitar el contacto directo.

Los peligros de la exposición prolongada

Quienes trabajan bajo el sol pueden manifestar algunos de estos síntomas, siempre dependiendo de la radiación del momento y el tiempo de exposición:

  • Fatiga
  • Quemaduras solares
  • Fotoenvejecimiento
  • Disminución de la habilidad motriz
  • Náuseas
  • Falta de concentración
  • Calambres
  • Daños a la vista

Muchas de estas molestias pueden derivar en patologías graves como cáncer a la piel o cataratas, por eso es imprescindible que los colaboradores cuenten con la vestimenta y los elementos de protección adecuados, además de adoptar conductas de autocuidado y seguir ciertas recomendaciones:

  • Utilizar protector solar todos los días, incluso cuando esté nublado
  • Aplicar el filtro solar 20 minutos antes de exponerse al sol y reaplicar cada 2 horas
  • Evitar la exposición al sol entre las 11 a.m. y las 16 p.m
  • Escoger ropa liviana, con filtro solar, que cubra gran parte de la piel evitando exponerla directamente al sol
  • Beber agua constantemente, en pequeños sorbos y en ciclos de 10 a 15 minutos
  • Usar sombreros que protejan partes sensibles como las orejas y el cuello
  • Planificar pausas de descanso cada 45 minutos como máximo

D.S 594: las responsabilidades de los empleadores

El Decreto Supremo nº 594 aborda las condiciones sanitarias y ambientales básicas que deben existir en los lugares de trabajo. En él se establece que los empleadores de trabajadores expuestos deben realizar la gestión del riesgo de radiación UV de origen solar, adoptando medidas de control adecuadas. La ley indica que al menos, los empleadores deben realizar lo siguiente:

  • Informar sobre posibles riesgos
    El empleador debe informar oportunamente a los trabajadores sobre los riesgos específicos de la exposición laboral a radiación UV de origen solar y señalar las medidas de control en los siguientes términos: "la exposición excesiva y/o acumulada de radiación ultravioleta de fuentes naturales o artificiales produce efectos dañinos a corto y largo plazo, principalmente en ojos y piel que van desde quemaduras solares, queratitis actínica y alteraciones de la respuesta inmune hasta fotoenvejecimiento, tumores malignos de piel y cataratas a nivel ocular”.​
  • Publicar el índice de radiación UV
    Esto se debe realizar a diario, comunicando en un lugar visible cuál es el índice UV estimado señalado por la Dirección Meteorológica de Chile y las respectivas medidas de control que se deben aplicar, incluyendo los elementos de protección personal requeridos. Esta publicación se debe hacer en distintos lugares de la empresa o faena.
  • Implementar un programa de prevención y protección
    Es deber de la organización el contar con un programa escrito de protección y prevención contra la exposición ocupacional a la radiación UV.
  • Identificar a los trabajadores expuestos
    Se deben detectar cuáles son los puestos de trabajo y los individuos que requieren medidas de protección adicionales, verificando la efectividad de las medidas implementadas para ellos.
  • Capacitar a los trabajadores
    Es responsabilidad del empleador el implementar y mantener un programa de educación teórico-práctica para los trabajadores de, al menos, una hora cronológica mensual, donde se instruyan respecto a los riesgos y consecuencias para la salud que puede generar la exposición a la radiación UV.
​​​​​

 

    Infórmate cómo prevenir los riesgos de la exposición a los rayos UV