Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
1 23
  • Conoce más sobre la ACHS

    Conoce más sobre la ACHS

    Ver Video
  • Es importante saber qué hacer en caso que ocurra un accidente laboral grave o fatal

    Conoce más
  • Te invitamos a revisar la ley 16.744 y conocer tus derechos y deberes en seguridad

    Conoce sobre la ley
  • Saber cómo reaccionar en caso de una emergencia puede marcar una diferencia vital

    Aprende primeros auxilios
x de x
¿Qué hacer en caso de accidente?

¿Sabes qué hacer frente a un accidente de trayecto?

Todos podemos sufrir un accidente, tanto camino al trabajo, como de regreso a casa. Si te pasa recuerda que tu salud está protegida por ley. Aquí te entregamos toda la información que necesitas saber en caso de un siniestro.

Según la Ley 16.744, un accidente de trayecto corresponde a los incidentes que suceden a una persona en el trayecto de ida o regreso, entre la residencia y el lugar de trabajo. Además, también considera los que ocurren en dos lugares de trabajo, aunque sean de distintos empleadores. Es importante entender que en esta categoría solamente se contemplan los eventos que ocurren en el tránsito directo, es decir, si hay un problema en un desvío del camino habitual, éste no se considera como accidente de trayecto.

Los pasos a seguir

Para que puedas aprovechar el beneficio que tienes por ley, te explicamos paso a paso lo que tienes que hacer frente a un accidente de trayecto:​

1. Si después de ocurrido el accidente no requieres de una ambulancia, dirígete al centro de atención ACHS más cercano a tu lugar de trabajo. Recuerda que además debes dar aviso a tu empleador para que haga la denuncia correspondiente dentro de las próximas 24 horas, una vez que toma conocimiento del siniestro.
ENCUENTRA el Centro de Atención ACHS más cercano acá 2. En caso de requerir una ambulancia, llama o pídele a alguien más que se comunique con URGENCIA AMBULANCIA llamando al 1404 o al 800 800 1404 desde cualquier punto del país.

3. Una vez en el centro de atención ACHS, deberás presentar tu Cédula de Identidad junto a la Declaración Individual de Accidente del Trabajo (DIAT). Este documento se encuentra disponible en nuestro sitio web y en todos nuestros centros de atención a lo largo del país. Acá recibirás atención médica de urgencia y se te indicará el tratamiento a seguir.

4. Deberás contar con evidencias que permitan acreditar que el accidente se produjo en el trayecto de ida o regreso. Las pruebas pueden ser partes de Carabineros, declaraciones de testigos, certificados de atención en el Servicio de Urgencia donde fuiste atendido, entre otros. Si no cuentas con estos medios, tu declaración también puede considerarse como medios de prueba, esto siempre que detalle la fecha, hora y lugar del accidente, cómo ocurrió, las posibles causas de éste, la parte del cuerpo afectada y el tipo de lesión sufrida.

5. Todos estos antecedentes deberán ser entregados en el centro de atención ACHS donde fuiste atendido, esto para que se revise la continuidad del tratamiento de acuerdo con lo contemplado en el artículo 29 de la Ley 16.744, dependiendo de si se acredita como accidente de trayecto o no.

6. Para conocer el resultado de la resolución, deberás contactarte con el mismo centro en el que recibiste la atención.

7. Si la resolución acoge el accidente como uno de trayecto, tendrás derecho a recibir todas las prestaciones que la Ley 16.744 contempla. Si se determina lo contrario, serás derivado al sistema previsional de salud común en el que estés afiliado (Fonasa, Isapre o Servicio de Salud). Cuando esto sucede, los trabajadores cuentan con un plazo máximo de 90 días para apelar frente a la Superintendencia de Salud.

​​​

¿Qué pasa si me accidento en el trabajo?

No importa si tu trabajo lo realizas al aire libre, en altura o detrás de un escritorio. Los accidentes laborales pueden sucedernos a todos. Por eso es importante que tengas claro en qué consisten y cómo funciona la ley que norma este tipo de situaciones.

La ley sobre accidentes del trabajo y enfermedades laborales (Ley 16.744) define como accidente laboral cualquier lesión que sufra una persona a causa o con ocasión de su trabajo y que provoque algún tipo de incapacidad o, incluso, su muerte. Estos hechos pueden ocurrir tanto durante la jornada laboral, como en actividades gremiales, de capacitación o también en un paseo de la empresa (si este requiere de asistencia obligatoria). Además, también se incluyen los incidentes que ocurran en el trayecto de ida o regreso entre la casa y el lugar de trabajo.
 
Si llegas a tener un accidente, debes tener presente estos simples pasos que te permitirán contar con los beneficios estipulados por ley: 
 
1. Después de ocurrido un accidente debes dar aviso inmediato a tu empleador, quien deberá entregarte los primeros auxilios que correspondan. En caso de no requerir una ambulancia, dirígete al centro de atención ACHS más cercano a tu lugar de trabajo.Conoce cuál es el Centro de Atención ACHS más cercano acá2. Si por la gravedad del accidente es necesario el traslado en ambulancia, llama o pide que alguien se comunique con URGENCIA AMBULANCIA 1404 o al 800 800 1404 desde cualquier punto del país.
 
3. Al momento de ser atendido en el centro ACHS, deberás presentar tu Cédula de Identidad y la Declaración Individual de Accidente del Trabajo (DIAT) debidamente firmada por tu empleador.

​​​​

¿Qué hacer frente a un accidente grave o fatal en el trabajo?

Cuando el trabajo incluye riesgos, aunque se tomen todas las medidas de seguridad necesarias, puede ocurrir un accidente. En estos casos se deben tener presentes las siguientes acciones para enfrentar una lesión grave o fatal. 

Según la Ley 16.744, los accidentes fatales son aquellos que tienen como resultado la muerte del trabajador de forma inmediata o durante su traslado a un centro asistencial. En el caso de los accidentes, la ley define como graves a aquellos que cumplan con las siguientes características:

● Que obliguen a realizar maniobras de reanimación o de rescate
Que impliquen una caída de altura de más de 2 metros
Que provoquen en forma inmediata la amputación o pérdida de cualquier parte del cuerpo
Que involucren un número tal de trabajadores que afecten el desarrollo normal de la faena afectada

Frente a estos sucesos, es importante seguir el procedimiento estándar de respuesta frente a accidentes de trabajo que consideran el traslado a un centro de urgencia, declaración de accidente, etc. Además la empresa deberá seguir los siguientes pasos:

1. Supensión total de la faena afectada: es deber del empleador suspender inmediatamente el trabajo en las áreas afectadas y, de ser necesario, deberá evacuar el lugar cuando exista la posibilidad de que ocurra un nuevo accidente de similares características.

2. Informar el accidente: sea grave o fatal, la empresa deberá avisar de forma inmediata tanto a la Inspección del Trabajo como a la Seremi que corresponda al domicilio en que el hecho ocurrió.

3. Controlar los riesgos de la zona: las personas que ingresen al área afectada deberán estar debidamente entrenadas para enfrentar cualquier emergencia y equipadas con todo lo necesario para resguardar su seguridad e integridad.


¿Qué hacer cuando los accidentes ocurren en el hogar?

¿Sabes qué hacer si ocurre un accidente en tu hogar? Te entregamos consejos de primeros auxilios que puedes seguir en caso de quemaduras, heridas y otras emergencias.

De seguro has escuchado que la mayor parte de los accidentes ocurren en casa. Por eso es fundamental que puedas manejar algunos conocimientos básicos de primeros auxilios, los que te permitirán ayudar de forma oportuna y eficaz al afectado.
Algunos de los accidentes domésticos más frecuentes son:
 
Quemaduras

Son lesiones en la piel provocadas por contacto con fuego directo, elementos a altas temperaturas, vapores o sustancias químicas. Existen quemaduras de distintos grados, que se clasifican de acuerdo a las capas de la piel que afectan. Si debes atender una emergencia por quemadura considera los siguientes aspectos:

1. Es importante que puedas tranquilizar a la persona que ha sufrido el accidente. Ponerse nervioso y perder la calma no ayuda en nada.

2. Enfría la quemadura inmediatamente. Sitúa la zona afectada bajo un chorro de agua fría por lo menos durante 10 minutos. En caso de quemaduras químicas, ampliar el intervalo a 15 o 20 minutos bajo el chorro de agua abundante. Esto ayudará a calmar el dolor.

3. Cubre la zona afectada con vendas estériles y humedecidas. Si no tienes estos elementos a mano, usa paños, sábanas, fundas de almohadas o cualquier cosa que te permita proteger el área. Es muy importante que se encuentren lo más limpias posibles para evitar todo tipo de infecciones.

4. No apliques cremas, pomadas, aceite, pasta de dientes o cualquier otro producto. El uso de cualquier medicamento o ungüento debe ser indicado por un médico​​​.

5. Nunca pinches o revientes las ampollas del herido ya que el líquido que éstas contienen es fundamental para la regeneración de los tejidos. Además, al hacerlo puedes facilitar una infección de la herida.

6. En ningún caso le debes quitar la ropa a la víctima, sobre todo si está pegada a la piel. Esto solo es recomendable en caso de que esté impregnada con productos corrosivos o abrasivos.

7. Da de beber abundante líquido a la víctima, ya que el agua ayuda a la regeneración de los tejidos. De hecho, en el hospital lo primero que hacen con los quemados es administrarles sueros.

8. Retira los cinturones, anillos, relojes, pulseras u otros elementos que puedan apretar al herido. ​​​

9. A menos que sea una quemadura pequeña, traslada a la víctima a un centro especializado cuanto antes.

TEC

Los traumatismos encefalocraneanos (TEC) corresponden a golpes graves en la cabeza, provocados principalmente por caídas. Los TEC pueden ser de dos tipos: cerrados (cuando no existe ruptura del cuero cabelludo) o abiertos (cuando existe ruptura del cuero cabelludo). Ambas lesiones son graves porque afectan directamente al cerebro, por lo que requieren de un manejo cuidadoso y observación constante por lo menos las primeras 24 horas luego de ocurrido el accidente.

¿Cómo ayudar a alguien en esta situación? Debes seguir estos pasos:

1. Ubica a la persona en posición semisentado (30°) y mantenla en reposo absoluto.

2. Extrae cualquier cuerpo extraño que pueda tener en la boca.

3. En caso de paro respiratorio, entrega respiración artificial al afectado.

4. No permitas que la víctima beba líquidos, ya que puede provocar vómitos.

5. En caso de que el TEC sea abierto, debes tratar la herida para prevenir infeccionesn el TEC abierto tratar la herida para prevenir infecciones. ​​​

6. Presta atención a las pupilas de la víctima, estas deben ser del mismo tamaño y reactivas a la luz. En caso contrario, debes trasladar a la persona a un centro asistencial rápidamente.

7. Si el afectado presenta vómitos, hay que trasladarlo de inmediato a un centro asistencial, ya que es una señal de daño cerebral en evolución.

8. Controla la frecuencia del pulso cardiaco y el tipo de respiración cada 15 minutos. Lleva un registro de estos indicadores para entregárselo al médico.

9. Si se presenta algún tipo de secreción por la nariz o los oídos, cúbrelas con un apósito o tela limpia.

10. En caso de que sea un niño el afectado, llévalo de inmediato a un centro asistencial, independiente de la intensidad del golpe en la cabeza.

Herida

Las heridas se definen como la pérdida de continuidad de la piel y/o mucosas y, por lo general, son provocadas por caídas o roce con superficies ásperas o porosas. Frente a estos casos, lo más importante es saber cómo realizar una curación higiénica y adecuada que permita una cicatrización rápida, para evitar infecciones.

Para realizar una curación rápida e higiénica debes seguir los siguientes pasos:

1. Lava cuidadosamente el área que rodea la herida con agua jabonosa.

2. Después deberás lavar la herida con agua hervida (tibia o fría).

3. Elimina cuerpos extraños que no estén incrustados.

4.  Aplica un desinfectante a la herida, partiendo la limpieza por los bordes y luego en la herida.

5. Cubre la herida con un apósito, gasa o paño limpio y fíjalo con tela adhesiva.

6. Si la herida es de tipo punzante o cortante lávala con agua oxigenada, aplica un desinfectante, cubre la lesión y luego, traslada a la persona a un centro asistencial.

7. Cuando hay golpes, se pueden romper los capilares sanguíneos bajo de la piel, que provocan equimosis (moretones) o hematoma (hinchazón). En este caso, deberás aplicar compresas frías o hielo en las primeras 24 horas. Luego continuar el tratamiento aplicando calor local.

Recuerda que es importante que cuentes con un botiquín básico de primeros auxilios, que incluya elementos como gasas estériles, suero fisiológico, tela adhesiva, agua oxigenada, termómetro y los medicamentos prescritos por un médico que utilicen los miembros de tu familia en casos de emergencia. Si quieres saber más sobre prevención y primeros auxilios, en nuestra web podrás encontrar tips y consejos para enfrentar cualquier tipo de emergencias; además de cómo prevenir accidentes tanto en el trabajo como tu hogar.