Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

Conoce sobre la ley

​Te entregamos toda la información disponible para conocer mejor las leyes relacionadas con el seguro laboral.

Accidente de trayecto

La Ley 16.744 establece, entre otras cosas, qué debe hacer una persona cuando tiene un accidente de trayecto, ya sea camino al trabajo o de regreso a su hogar.  

De acuerdo a la Ley 16.744, un accidente de trabajo será clasificado como “de trayecto” si este ocurre exclusivamente durante los traslados desde la habitación del trabajador y el lugar donde desempeña sus funciones. 

También se incluyen los desplazamientos entre diferentes lugares de trabajo, aun si son de empleadores distintos. Los únicos casos que no entran en esta definición son aquellos accidentes en los que el trabajador se desvía de la ruta habitual que une su domicilio y el lugar de trabajo.

¿Qué hacer en caso de accidente de trayecto?

Según la gravedad del accidente, hay distintas acciones que debes considerar. Lo principal es comunicar a tu empleador lo antes posible para que se active la cobertura de salud asociada a este tipo de eventos. 

Si sufres un accidente de trayecto leve:

Avisa de inmediato a tu empleador
Si no necesitas de una ambulancia para tu traslado, dirígete al centro de atención ACHS más cercano a tu lugar de trabajo
En el centro de atención deberás presentar tu cédula de identidad junto a la Declaración Individual de Accidente (DIAT) firmada por tu empleador. Este documento lo podrás encontrar en nuestra web o lo puedes solicitar en los centros de atención ACHS
Podrás acceder a una atención médica oportuna, donde se te indicará el tratamiento a seguir

Si sufres un accidente de trayecto grave:

● Se debe dar aviso de inmediato a tu empleador
Si necesitas ser trasladado en ambulancia, llama o pide que se comuniquen con URGENCIA AMBULANCIA al 1404 o al 800 800 1404 desde cualquier punto del país
En el centro de atención deberás presentar tu cédula de identidad junto a la Declaración Individual de Accidente (DIAT). Este documento lo podrás encontrar en nuestra web o lo puedes solicitar en los centros de atención ACHS
En caso de urgencia, tu empleador podrá enviar la declaración del accidente antes que pasen 24 horas desde que es notificado del hecho
En el centro de atención ACHS tendrás acceso a una atención médica oportuna, donde se te indicará el tratamiento a seguir

Sin importar la gravedad del accidente, deberás presentar medios de prueba que ayuden a acreditar que el incidente tuvo lugar en el trayecto de ida o regreso al trabajo u hogar. Estas evidencias pueden ser:

1. Certificados de atención del servicio de urgencia al que concurriste
2. Declaraciones de testigos
3. Partes de Carabineros

En el caso de no contar con estos medios probatorios, tu declaración podrá ser válida sólo si permite establecer el lugar, junto con las circunstancias y consecuencias que tuvo el accidente (lesiones y lugares del cuerpo en las que se encuentran).

Todos estos antecedentes deben ser entregados en el centro ACHS donde recibiste la atención. Con esa información se evaluará el incidente y se determinará si corresponde a un accidente de trayecto, o si las lesiones son de hechos anteriores.

Para conocer la resolución deberás contactar telefónicamente al centro ACHS donde se entregaron los antecedentes. 

Si se acoge el accidente como de trayecto, podrás acceder a todas las prestaciones que contempla la Ley 16.744. En caso contrario, serás derivado a tu sistema previsional de salud donde deberás continuar tu tratamiento. 

Cuando un accidente no es reconocido como de trayecto, el trabajador tendrá un máximo de 90 días desde conocida la resolución, para apelar frente a la Superintendencia de Seguridad Social a través de una carta.  

ENCUENTRA EL CENTRO DE ATENCIÓN ACHS MÁS CERCANO ACÁ
DESCARGA ACÁ LA DENUNCIA INDIVIDUAL DE ACCIDENTES DEL TRABAJO (DIAT) ​​​

Accidente laboral

Si sufres un accidente en tu lugar de trabajo, la ley establece ciertas acciones que tanto tú como tu empleador deben realizar para que se activen las coberturas de atención médica necesarias. 

La Ley 16.744 contiene todas las normas establecidas para la prevención de accidentes en el trabajo y de enfermedades profesionales. Según la normativa, un accidente del trabajo se refiere a toda lesión que una persona puede sufrir a causa o con ocasión de la labor que realiza, pudiendo significarle incapacidad temporal, permanente o incluso la muerte.

Según la gravedad del accidente, hay distintos tipos de atención médica que se deben entregar a la persona afectada, en centros especializados. Además, hay un procedimiento para informar del accidente a las instituciones correspondientes. 

¿Qué hacer en caso de accidente laboral?

Si sufres un accidente laboral leve:

Si el accidente es menor y no necesitas de una ambulancia para tu traslado, dirígete al centro de atención ACHS más cercano a tu lugar de trabajo.
En el centro de atención deberás presentar tu cédula de identidad junto a la Declaración Individual de Accidente (DIAT) firmada por tu empleador. Este documento lo podrás encontrar en nuestra web o lo puedes solicitar en los centros de atención ACHS.
Podrás acceder a una atención médica oportuna, donde se te indicará el tratamiento a seguir.

Si sufres un accidente laboral grave:

Se debe dar aviso de inmediato a tu empleador.
Si necesitas ser trasladado en ambulancia, llama o pide que se comuniquen con URGENCIA AMBULANCIA al 1404 o al 800 800 1404 desde cualquier punto del país. Si el accidente es muy grave, el llamado será derivado al centro ACHS más cercano, desde donde será enviada una ambulancia.
En el centro de atención ACHS deberás presentar tu cédula de identidad junto a la Declaración Individual de Accidente (DIAT). En caso de urgencia, tu empleador podrá enviar la declaración del accidente antes que pasen 24 horas desde que toma conocimiento del hecho. Este trámite puede ser realizado a través de nuestra web, en las sucursales ACHS o llamando al 600 600 2247.
En el centro de atención ACHS tendrás acceso a una atención médica oportuna, donde se te indicará el tratamiento a seguir según corresponda.

ENCUENTRA EL CENTRO DE ATENCIÓN ACHS MÁS CERCANO ACÁ
DESCARGA ACÁ LA DENUNCIA INDIVIDUAL DE ACCIDENTES DEL TRABAJO (DIAT) ​​​

Enfermedades profesionales

¿Cuál es el proceso que debes seguir en caso de que padezcas una dolencia surgida por el trabajo que realizas diariamente? Te lo explicamos a continuación.  

La Ley 16.744 contiene todas las normas establecidas para la prevención de accidentes en el trabajo y de enfermedades profesionales. Entre ellas, se abordan las características de una enfermedad para que sea profesional o laboral. 

Cuando una enfermedad es causada de manera directa por el ejercicio de la profesión o el trabajo que realiza una persona será considerada como enfermedad laboral. Estas patologías pueden tener como posibles consecuencias la incapacidad temporal o permanente, e incluso la muerte. 

¿Qué hacer si sospechas que padeces una enfermedad profesional (EP)?

1. Debes presentar la Denuncia Individual de Enfermedad Profesional (DIEP), ante la ACHS. Esta denuncia puede ser ingresada por el empleador, el trabajador o sus derechohabientes, el médico tratante, el Comité Paritario de Higiene y Seguridad o cualquier persona que sea testigo o tenga conocimiento de los hechos. Si el empleador no es quien denuncia, la ACHS lo notificará.

2. Si la enfermedad profesional es detectada en instancias preventivas impulsadas por el organismo administrador del seguro social, será este quien notificará al empleador, quien tendrá un plazo máximo de 72 horas para presentar la DIEP.

3. Una vez ingresada la denuncia, la ACHS deberá someter al trabajador a una evaluación clínica dentro de los próximos 7 días para determinar la raíz de la dolencia.

4. En los casos donde la salud del colaborador se encuentre en peligro, será la ACHS o el centro de salud con el que tiene convenio, el encargado de entregar las atenciones médicas hasta lograr la estabilización del paciente y así proceder posteriormente a la evaluación clínica.

5. El proceso de calificación de las enfermedades consta de dos instancias: una evaluación médica y otra respecto de las condiciones laborales en las que se desenvuelve el trabajador. Estas son presentadas frente a un comité conformado por al menos tres profesionales de la salud, quienes determinarán si la patología corresponde o no a una enfermedad profesional.

6. Es este comité quien emite la Resolución de Calificación del Origen de los accidentes y enfermedades (RECA), y cuyo resultado se le debe notificar al trabajador en un plazo máximo de 3 días hábiles.

7. Si el resultado de la resolución determina que la enfermedad es de origen común, se citará al afiliado para informarle que debe continuar su tratamiento con su régimen previsional (Isapre o Fonasa).

8. Cuando la enfermedad se clasifica como profesional, dentro de las indicaciones que se entregan al empleador está el cambio o adecuación del puesto de trabajo del afectado, para así cesar la exposición del trabajador a los agentes patógenos o que causan el malestar. Para la implementación de estas medidas, la administradora del seguro social entrega un plazo máximo de 90 días corridos, los que una vez cumplidos da paso a la instancia de verificación, donde la mutualidad deberá verificar si se dio cumplimiento a las indicaciones. De no ser así, la administradora deberá informar a la Inspección del Trabajo o a la autoridad sanitaria competente.

9. Además, cada vez que un colaborador es diagnosticado con una enfermedad profesional, la entidad empleadora pasa a formar parte de los programas de vigilancia epidemiológica de la ACHS, donde se entregan protocolos de acción adecuados a la cantidad de trabajadores y las funciones que desempeñan.

En el año 2015, a través de la Circular nº 3167, la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO) instruyó a las administradoras del seguro de la Ley 16.744, entre las que se encuentra la ACHS, sobre el protocolo de normas mínimas que se deben cumplir en el proceso de evaluación del origen de las enfermedades denunciadas como profesionales, cambiando el proceso y aumentando las exigencias para calificar estas enfermedades.

Debido a estos cambios, desde el 1 de abril de 2016, todos los casos de enfermedad profesional deben ser ingresados al proceso de calificación, agendando una hora a través de nuestro Call Center 600 600 2247.

Si necesitas más información, puedes revisar el documento completo de la Circular Nº3167
 de la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO).
​​​​​​​​​​DESCARGA ACÁ LA DENUNCIA INDIVIDUAL DE ENFERMEDAD PROFESIONAL (DIEP)

Comité Paritario de Higiene y Seguridad

El Comité Paritario de Higiene y Seguridad asesora y enseña a los trabajadores a cómo usar correctamente los instrumentos de protección, y además vigila que las medidas preventivas se cumplan. 

La Ley 16.744 contiene todas las normas para la prevención de accidentes en el trabajo y de enfermedades profesionales. En este reglamento también se incluye la obligación de crear un Comité que se encargue de fiscalizar las condiciones de seguridad y medidas de prevención dentro de una empresa.

Los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad son organismos técnicos que deben existir, por ley, al interior de toda organización que cuente con más de 25 trabajadores.

El funcionamiento de esta figura está regulado en conjunto por la Ley 16.744 y el Decreto Supremo Nº 54 de 1968, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social. Su objetivo principal es ser un organismo que asesore a los trabajadores en torno a la prevención, higiene y seguridad. 

Cómo se conforma el Comité

El Comité Paritario de Higiene y Seguridad debe estar compuesto por tres representantes de la empresa y tres de los trabajadores. En ambos casos, cada integrante debe contar con un suplente designado.

Empresas con distintas filiales 

Cuando una empresa tiene más de una faena o sucursal, en cada una de ellas deberá organizarse un Comité. No está permitido completar los quórum incorporando a trabajadores de faenas o sucursales distintas. 

Funciones del comité paritario

Instruir en el uso correcto de los elementos de protección personal
Vigilar el cumplimiento de las medidas de prevención, higiene y seguridad
Investigar las causas de los accidentes y las enfermedades profesionales
Adoptar medidas de higiene y seguridad
Promover la capacitación profesional