Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
únete Súmate a la ACHS
únete Ingresa flecha
ACHS VIRTUAL
pregunta

En ACHS Virtual realiza todas las gestiones preventivas, de salud y económicas, reporte de accidentes, certificados, estadísticas y otros

Ok
ACHS GESTIÓN
pregunta

En ACHS Gestión realiza la gestión preventiva de tu empresa y seguridad laboral, realizando tu plan de prevención, gestión de aspectos legales, comités paritarios y otros

Ok
logo ACHS
lupa
ícono teléfono Call center 600 600 22 47
ícono baliza Rescate 1404
lupa
01/05/2016

Reglamentos internos: ¿qué son y por qué debes conocer los de tu empresa?

Reglamentos internos: Qué son y por qué debes conocer los de tu empresa

En las organizaciones deben existir dos tipos de reglamentos internos; uno que aborda aspectos de higiene y seguridad y otro que establece normas de orden. Ambos documentos son valiosos tanto para la empresa como para los trabajadores porque resumen las condiciones necesarias para una sana convivencia, y también se incluyen las acciones a seguir para prevenir accidentes y enfermedades laborales.

Todas las empresas, sin importar el número de trabajadores con el que cuenten, deben elaborar un reglamento interno de higiene y seguridad de acuerdo a lo que la Ley 16.744 establece. Adicionalmente, quienes cuenten con 10 o más trabajadores deben sumar aspectos de orden interno.

En términos simples, estos son documentos que definen condiciones que deben ser acatadas por el trabajador, no sólo para proteger su integridad, sino que también para saber qué comportamientos son los adecuados de acuerdo al perfil de la empresa. 

¿Por qué debes conocer estos documentos?

Es cierto que las empresas tienen la responsabilidad de difundir los reglamentos a todos los trabajadores junto con reforzar la información periódicamente. Por lo general, este material se entrega cuando una persona inicia sus labores en una organización, pero con el tiempo pasa a ser una herramienta olvidada por todos.

Por eso es importante que los trabajadores tomen la iniciativa y si no han tenido acceso al texto, lo exijan al área de prevención (o similar) de la empresa. Es fundamental que los colaboradores lo conozcan ya que es un documento que fija aspectos que se deben poner en práctica diariamente, desde que comienza hasta que finaliza el turno.

El reglamento interno es donde se explica cómo funcionan ciertos procesos y las acciones que se esperan de parte los trabajadores para lograr una sana convivencia, sin poner en riesgo su vida ni la de sus compañeros. Por eso es fundamental conocerlo, comentarlo y tenerlo a mano en caso de cualquier problema.

¿Qué establecen los reglamentos internos?

Respecto a la higiene y seguridad, el reglamento interno debe establecer obligaciones para los trabajadores, tales como:

  • Uso correcto y cuidado de los elementos de protección personal (EPP)
  • Conservación y buen uso de todo elemento, aparato o dispositivo destinado a la prevención de riesgos
  • Obligatoriedad de dar cuenta de cualquier síntoma de enfermedad profesional y de todo accidente que sufra, independiente de su gravedad

Además, el documento debe enumerar aquellos actos o acciones que no se le permitirán al personal, al constituir un riesgo para sí mismo o para el resto de los trabajadores. Estas restricciones dependerán de las características de la empresa, siendo algunas de las más comunes, limitaciones respecto a: 

  • Introducir bebidas alcohólicas al lugar de trabajo y realizar labores bajo la influencia del alcohol
  • Retirar o dejar inoperantes los dispositivos de seguridad e higiene instalados por la empresa
  • Destruir o deteriorar el material de difusión, de todo tipo, destinado a la prevención de riesgos
  • Operar o intervenir maquinarias o equipos sin la autorización correspondiente
  • Ingerir alimentos o fumar en áreas de trabajo donde existan riesgos de intoxicación

Sobre las normas de orden

Las empresas que cuentan con diez o más trabajadores deben agregar al reglamento de higiene un anexo con aspectos relativos al orden. Sobre esto, el Artículo nº 154 del Código del Trabajo establece que al menos se debe hacer mención a:

  • La hora en que comienza y termina la jornada laboral, siendo específicos con el caso de los turnos
  • Tiempos de descanso
  • Tipo de remuneración
  • Lugar, hora y día de pago de las remuneraciones
  • Identificar los cargos ejecutivos o dependientes a los cuales puedan recurrir los trabajadores para plantear sus peticiones, consultas y/o sugerencias

¿Qué pasa si los trabajadores no cumplen con el Reglamento Interno?

El texto también debe incluir una cláusula donde se determinen sanciones para los casos en los que un trabajador no respete la normativa. Las multas deberán ser proporcionales a la gravedad de la infracción: en primera instancia, se aplica una amonestación verbal y luego una notificación por escrito; en casos más graves será una multa que no podrá exceder la cuarta parte del salario diario.

 

    Reglamentos internos: Qué son y por qué debes conocer los de tu empresa

    Reglamentos internos: ¿qué son y por qué debes conocer los de tu empresa?

    En las organizaciones deben existir dos tipos de reglamentos internos; uno que aborda aspectos de higiene y seguridad y otro que establece normas de orden. Ambos documentos son valiosos tanto para la empresa como para los trabajadores porque resumen las condiciones necesarias para una sana convivencia, y también se incluyen las acciones a seguir para prevenir accidentes y enfermedades laborales.

    Todas las empresas, sin importar el número de trabajadores con el que cuenten, deben elaborar un reglamento interno de higiene y seguridad de acuerdo a lo que la Ley 16.744 establece. Adicionalmente, quienes cuenten con 10 o más trabajadores deben sumar aspectos de orden interno.

    En términos simples, estos son documentos que definen condiciones que deben ser acatadas por el trabajador, no sólo para proteger su integridad, sino que también para saber qué comportamientos son los adecuados de acuerdo al perfil de la empresa. 

    ¿Por qué debes conocer estos documentos?

    Es cierto que las empresas tienen la responsabilidad de difundir los reglamentos a todos los trabajadores junto con reforzar la información periódicamente. Por lo general, este material se entrega cuando una persona inicia sus labores en una organización, pero con el tiempo pasa a ser una herramienta olvidada por todos.

    Por eso es importante que los trabajadores tomen la iniciativa y si no han tenido acceso al texto, lo exijan al área de prevención (o similar) de la empresa. Es fundamental que los colaboradores lo conozcan ya que es un documento que fija aspectos que se deben poner en práctica diariamente, desde que comienza hasta que finaliza el turno.

    El reglamento interno es donde se explica cómo funcionan ciertos procesos y las acciones que se esperan de parte los trabajadores para lograr una sana convivencia, sin poner en riesgo su vida ni la de sus compañeros. Por eso es fundamental conocerlo, comentarlo y tenerlo a mano en caso de cualquier problema.

    ¿Qué establecen los reglamentos internos?

    Respecto a la higiene y seguridad, el reglamento interno debe establecer obligaciones para los trabajadores, tales como:

    • Uso correcto y cuidado de los elementos de protección personal (EPP)
    • Conservación y buen uso de todo elemento, aparato o dispositivo destinado a la prevención de riesgos
    • Obligatoriedad de dar cuenta de cualquier síntoma de enfermedad profesional y de todo accidente que sufra, independiente de su gravedad

    Además, el documento debe enumerar aquellos actos o acciones que no se le permitirán al personal, al constituir un riesgo para sí mismo o para el resto de los trabajadores. Estas restricciones dependerán de las características de la empresa, siendo algunas de las más comunes, limitaciones respecto a: 

    • Introducir bebidas alcohólicas al lugar de trabajo y realizar labores bajo la influencia del alcohol
    • Retirar o dejar inoperantes los dispositivos de seguridad e higiene instalados por la empresa
    • Destruir o deteriorar el material de difusión, de todo tipo, destinado a la prevención de riesgos
    • Operar o intervenir maquinarias o equipos sin la autorización correspondiente
    • Ingerir alimentos o fumar en áreas de trabajo donde existan riesgos de intoxicación

    Sobre las normas de orden

    Las empresas que cuentan con diez o más trabajadores deben agregar al reglamento de higiene un anexo con aspectos relativos al orden. Sobre esto, el Artículo nº 154 del Código del Trabajo establece que al menos se debe hacer mención a:

    • La hora en que comienza y termina la jornada laboral, siendo específicos con el caso de los turnos
    • Tiempos de descanso
    • Tipo de remuneración
    • Lugar, hora y día de pago de las remuneraciones
    • Identificar los cargos ejecutivos o dependientes a los cuales puedan recurrir los trabajadores para plantear sus peticiones, consultas y/o sugerencias

    ¿Qué pasa si los trabajadores no cumplen con el Reglamento Interno?

    El texto también debe incluir una cláusula donde se determinen sanciones para los casos en los que un trabajador no respete la normativa. Las multas deberán ser proporcionales a la gravedad de la infracción: en primera instancia, se aplica una amonestación verbal y luego una notificación por escrito; en casos más graves será una multa que no podrá exceder la cuarta parte del salario diario.

    Reglamentos internos: ¿qué son y por qué debes conocer los de tu empresa?