Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
06/02/2019

¿Qué son y cómo se usan las vacaciones progresivas?

Existe un beneficio poco conocido entre los trabajadores, el que permite solicitar un día de descanso adicional a las vacaciones legales. Para validar esto, el requisito base es contar con 13 años en el mercado laboral, sin importar el número de empleadores que se haya tenido durante ese tiempo. ¿Cómo acceder a este beneficio? A continuación te lo contamos.

En Chile, los trabajadores con más de un año de servicio con un mismo empleador tienen derecho a 15 días hábiles de vacaciones, contados de lunes a viernes, los que son remunerados íntegramente. Proporcionalmente, un trabajador acumula 1,25 días por mes trabajado, lo que quiere decir que en ocho meses acumulará diez días de vacaciones.

Sobre lo anterior, existe el beneficio de las vacaciones progresivas, un derecho al que pueden acceder todos los trabajadores que completen 13 o más años cotizados como dependiente.

¿En qué consiste este beneficio?
Cuando un trabajador cumple 13 años de cotizaciones o más en cualquier sistema previsional, tiene la posibilidad de acceder a un día más de vacaciones, siempre y cuando haya trabajado los últimos tres años con un mismo empleador.

Después de acceder por primera vez a este beneficio deberán pasar tres años más de servicio para sumar un día más de vacaciones, siempre manteniéndose con el mismo empleador. En caso de que cambie de empresa, el trabajador pierde los días ganados pero mantiene su derecho de poder obtenerlo en la nueva empresa.

Por ejemplo, podemos decir que si un trabajador lleva 16 años de servicio en una misma empresa, tiene derecho a dos días de feriado progresivo, pero si cambia de empleador antes de validarlos, vuelve a los 15 días legales. Cuando cumpla tres años en la nueva empresa podrá optar a un día de vacaciones progresivas e irá ganando uno más cada tres años.

¿Cómo acceder a las vacaciones progresivas?
Lo primero que debes hacer es comprobar que cuentas con 13 años o más de cotizaciones, y para eso tienes que solicitar un certificado de vacaciones progresivas en tu AFP, trámite que puedes realizar a través del sitio web de la entidad o acudiendo a las oficinas de atención al cliente, para luego presentar el documento al empleador.

Es importante que tengas en cuenta que los períodos cotizados como independiente no se consideran en el certificado emitido por la AFP, y que las cotizaciones del sistema antiguo deben ser solicitadas en el Instituto de Normalización Previsional.

En resumen, para gestionar el beneficio se debe cumplir con tres requisitos básicos:
1. Ser trabajador dependiente del sistema privado
2. Contar con 13 años de cotizaciones continuas o discontinuas, con uno o más empleadores
3. Los últimos tres años de cotización deben ser con el mismo empleador

¿Qué pasa si la empresa niega el beneficio?
Si un empleador no otorga las vacaciones progresivas, aun cuando el trabajador cuente con la documentación que acredite sus años de servicio, se debe acudir a la Inspección del Trabajo para que fiscalice el caso. Las vacaciones progresivas son un derecho de los trabajadores, por lo que negarse a otorgarlo es ilegal.

​​

 

    ¿Qué son y cómo se usan las vacaciones progresivas?

    Existe un beneficio poco conocido entre los trabajadores, el que permite solicitar un día de descanso adicional a las vacaciones legales. Para validar esto, el requisito base es contar con 13 años en el mercado laboral, sin importar el número de empleadores que se haya tenido durante ese tiempo. ¿Cómo acceder a este beneficio? A continuación te lo contamos.

    En Chile, los trabajadores con más de un año de servicio con un mismo empleador tienen derecho a 15 días hábiles de vacaciones, contados de lunes a viernes, los que son remunerados íntegramente. Proporcionalmente, un trabajador acumula 1,25 días por mes trabajado, lo que quiere decir que en ocho meses acumulará diez días de vacaciones.

    Sobre lo anterior, existe el beneficio de las vacaciones progresivas, un derecho al que pueden acceder todos los trabajadores que completen 13 o más años cotizados como dependiente.

    ¿En qué consiste este beneficio?
    Cuando un trabajador cumple 13 años de cotizaciones o más en cualquier sistema previsional, tiene la posibilidad de acceder a un día más de vacaciones, siempre y cuando haya trabajado los últimos tres años con un mismo empleador.

    Después de acceder por primera vez a este beneficio deberán pasar tres años más de servicio para sumar un día más de vacaciones, siempre manteniéndose con el mismo empleador. En caso de que cambie de empresa, el trabajador pierde los días ganados pero mantiene su derecho de poder obtenerlo en la nueva empresa.

    Por ejemplo, podemos decir que si un trabajador lleva 16 años de servicio en una misma empresa, tiene derecho a dos días de feriado progresivo, pero si cambia de empleador antes de validarlos, vuelve a los 15 días legales. Cuando cumpla tres años en la nueva empresa podrá optar a un día de vacaciones progresivas e irá ganando uno más cada tres años.

    ¿Cómo acceder a las vacaciones progresivas?
    Lo primero que debes hacer es comprobar que cuentas con 13 años o más de cotizaciones, y para eso tienes que solicitar un certificado de vacaciones progresivas en tu AFP, trámite que puedes realizar a través del sitio web de la entidad o acudiendo a las oficinas de atención al cliente, para luego presentar el documento al empleador.

    Es importante que tengas en cuenta que los períodos cotizados como independiente no se consideran en el certificado emitido por la AFP, y que las cotizaciones del sistema antiguo deben ser solicitadas en el Instituto de Normalización Previsional.

    En resumen, para gestionar el beneficio se debe cumplir con tres requisitos básicos:
    1. Ser trabajador dependiente del sistema privado
    2. Contar con 13 años de cotizaciones continuas o discontinuas, con uno o más empleadores
    3. Los últimos tres años de cotización deben ser con el mismo empleador

    ¿Qué pasa si la empresa niega el beneficio?
    Si un empleador no otorga las vacaciones progresivas, aun cuando el trabajador cuente con la documentación que acredite sus años de servicio, se debe acudir a la Inspección del Trabajo para que fiscalice el caso. Las vacaciones progresivas son un derecho de los trabajadores, por lo que negarse a otorgarlo es ilegal.

    ​​
    ¿Qué son y cómo se usan las vacaciones progresivas?