úneteSúmate a la ACHS
úneteIngresa flecha
ACHS VIRTUAL
pregunta
 

En ACHS Virtual realiza todas las gestiones preventivas, de salud y económicas, reporte de accidentes, certificados, estadísticas y otros

Ok
ACHS GESTIÓN
pregunta
empresa
 

En ACHS Gestión realiza la gestión preventiva de tu empresa y seguridad laboral, realizando tu plan de prevención, gestión de aspectos legales, comités paritarios y otros

Ok
logo ACHS
 
 
 
lupa
ícono teléfonoCall center 600 600 2247
ícono balizaRescate 1404
lupa
 
Estás en ACHS > Trabajadores > En caso de accidente > En mi casa

¿Qué hacer en caso de accidente?

En mi casa

¿Sabes qué hacer si ocurre un accidente en tu hogar? Te entregamos consejos de primeros auxilios que puedes seguir en caso de quemaduras, heridas y otras emergencias.

De seguro has escuchado que la mayor parte de los accidentes ocurren en casa. Por eso es fundamental que puedas manejar algunos conocimientos básicos de primeros auxilios, los que te permitirán ayudar de forma oportuna y eficaz al afectado.

Algunos de los accidentes domésticos más frecuentes son:

Quemaduras

Son las lesiones en la piel provocadas por contacto con fuego directo, elementos a altas temperaturas, vapores o sustancias químicas. Existen distintos grados de clasificación de estas, dependiendo de las capas de la piel que logran afectar. Si debes atender una emergencia por quemadura, ten en consideración lo siguiente:

  • Es importante que puedas tranquilizar a la persona que ha sufrido el accidente. Ponerse nervioso y perder la calma no ayudan en nada.
  • Enfría la quemadura inmediatamente. Sitúa la zona afectada bajo un chorro de agua fría, por lo menos durante 10 minutos. En caso de quemaduras químicas, ampliar el intervalo a 15 o 20 minutos bajo el chorro de agua abundante. Esto ayudará a calmar el dolor.
  • Cubre la zona afectada con vendas estériles y humedecidas. Si no tienes estos elementos a mano, usa paños, sábanas, fundas de almohadas o cualquier cosa que te permita proteger el área. Es muy importante que estas se encuentren lo más limpias posibles para evitar todo tipo de infecciones.
  • No apliques cremas, pomadas, aceite, pasta de dientes o cualquier otro producto. El uso de cualquier medicamento o ungüento debe ser indicado por un médico.
  • Nunca pinches o revientes las ampollas del herido ya que el líquido que éstas contienen es fundamental para la regeneración de los tejidos. Además, al hacerlo puedes facilitar una infección de la herida.
  • En ningún caso le debes quitar la ropa a la víctima, sobre todo si está pegada a la piel. Esto es solo es recomendable en caso de que esté impregnada con productos corrosivos o abrasivos.
  • Da de beber abundante líquido a la víctima, ya que el agua también ayuda a la regeneración de los tejidos. De hecho, en el hospital lo primero que hacen con los pacientes quemados es administrarles sueros.
  • Retira los cinturones, anillos, relojes, pulseras u otros elementos que puedan apretar al herido.
  • A menos que sea una quemadura pequeña, traslada a la víctima a un centro especializado cuanto antes.

TEC

Los traumatismos encefalocraneanos (TEC) corresponden a golpes graves en la cabeza, provocados principalmente por caídas. Los TEC pueden ser de dos tipos: cerrados -cuando no existe ruptura del cuero cabelludo- o abiertos -cuando existe ruptura del cuero cabelludo-. Ambas lesiones son graves porque afectan directamente al cerebro, por lo que requieren de un manejo cuidadoso y observación constante por lo menos las primeras 24 horas luego de ocurrido el accidente.

¿Cómo ayudar a alguien en esta situación? Debes seguir estos pasos:

  • Ubica a la persona en una posición semi sentada (30°) y mantenla en reposo absoluto.
  • Extrae cualquier cuerpo extraño que pueda tener en la boca.
  • En caso de paro respiratorio, entrega respiración artificial al afectado.
  • No permitas que la víctima beba líquidos, ya que puede provocar vómitos.
  • En caso de que el TEC sea abierto, debes tratar la herida para prevenir infecciones.
  • Presta atención a las pupilas de la víctima, estas deben ser del mismo tamaño y reactivas a la luz. En caso contrario, debes trasladar a la persona a un centro asistencial rápidamente.
  • Si el afectado presenta vómitos, hay que trasladarlo de inmediato a un centro asistencial, ya que es una señal de daño cerebral en evolución.
  • Controla la frecuencia del pulso cardiaco y el tipo de respiración cada 15 minutos. Lleva un registro de estos indicadores para entregárselo al médico.
  • Si se presenta algún tipo de secreción por la nariz o los oídos, cúbrelas con un apósito o tela limpia.
  • En caso de que sea un niño el afectado, llévalo de inmediato a un centro asistencial, independiente de la intensidad del golpe en la cabeza.

Herida

Las heridas se definen como la pérdida de continuidad de la piel y/o mucosas y, por lo general, son provocadas por caídas o roce con superficies ásperas o porosas. Frente a estos casos, lo más importante es saber cómo realizar una curación higiénica y adecuada que permita una cicatrización rápida, para evitar infecciones.

Para realizar una curación rápida e higiénica debes seguir los siguientes pasos:

  • Lava cuidadosamente el área que rodea la herida con agua jabonosa.
  • Después, deberás lavar la herida con agua hervida (tibia o fría).
  • Elimina los cuerpos extraños que no estén incrustados.
  • Aplica un desinfectante a la herida, partiendo la limpieza por los bordes y luego en la herida.
  • Cubre la herida con un apósito, gasa o paño limpio y fíjalo con tela adhesiva.
  • Si la herida es de tipo punzante o cortante lávala con agua oxigenada, aplica un desinfectante, cubre la lesión y luego, traslada a la persona a un centro asistencial.
  • Cuando hay golpes, se pueden romper los capilares sanguíneos bajo de la piel, que provocan equimosis (moretones) o hematoma (hinchazón). En este caso, deberás aplicar compresas frías o hielo en las primeras 24 horas. Luego continuar el tratamiento aplicando calor local.

Recuerda que es importante que cuentes con un botiquín básico de primeros auxilios, que incluya elementos como gasas estériles, suero fisiológico, tela adhesiva, agua oxigenada, termómetro y los medicamentos prescritos por un médico que utilicen los miembros de tu familia en casos de emergencia.