Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

Persona decide no manejar, ya que ha bebido alcohol. Cumple con la Ley de Tolerancia cero.

Efectos del alcohol al conducir y ley tolerancia cero

Alcohol y conducción nunca han sido compatibles. Sin embargo, desde marzo de 2012 comenzó a regir en nuestro país una nueva ley de tránsito que sanciona duramente a aquellas personas manejen con dosis de alcohol, por muy bajas que éstas sean.

Cuando una persona consume alcohol, su vista se altera, los tiempos de reacción se vuelven más lentos y la capacidad de juicio también se ve afectada, imposibilitándolo a conducir cualquier tipo de automóvil.


El alcohol puede afectar a los conductores en distintos niveles:

- Nivel psicomotor: se afecta la capacidad de juzgar distancias, velocidad o precisión para seguir la trayectoria.
- Nivel psicológico: aumenta la agresividad y la euforia, y disminuye la concentración. Además, se produce una sensación de somnolencia que reduce la percepción del riesgo. 
- Nivel físico: se dificulta la capacidad de seguir objetos con la vista y fijar la mirada en un punto específico.

Por todo esto, la normativa actual del tránsito  condena con mayor rigurosidad a todos los conductores que consuman alcohol, estableciendo nuevos parámetros y condiciones:
Persona decide no manejar, ya que ha bebido alcohol. Cumple con la Ley de Tolerancia cero.



Consejos para disfrutar sin accidentes

Si vas a asistir a una fiesta o actividad social:

- Organízate con tus amigos o familiares para ir todos en un mismo automóvil y definan un conductor responsable que no consuma alcohol.
- Usa el transporte público o recurre a radiotaxis para ser trasladado hasta tu hogar.
- Infórmate sobre los servicios de “chofer” que actualmente ofrecen algunas empresas. Pueden ir a buscarte al lugar en el que estés y llevarte en tu propio auto a tu destino.
- Prueba la oferta de tragos sin alcohol con la que cuentan muchos recintos y disfruta de una actividad más sana.