Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
Call center600 600 22 47     Rescate 1404

Recomendaciones para proteger la salud de los trabajadores expuestos a altas temperaturas.

CÓMO AFECTA EL CALOR A LOS TRABAJADORES

Durante el verano, es común preocuparse de los daños que los rayos UV pueden generar en la piel. Sin embargo, muchos desconocen que las altas temperaturas también pueden afectar a los trabajadores provocando estrés por calor ¿Cómo prevenir esta situación?  Aquí te entregamos algunos útiles consejos.

¿Sabías que las funciones de nuestro organismo se llevan a cabo dentro de un rango de temperatura determinado, y cuando éste es excedido a causa del calor (más de 34 ºC), el cerebro comienza a destinar mayores recursos a regular la temperatura afectando aspectos como la atención, la concentración y la memoria?

Esta situación puede exponer a los trabajadores a accidentes laborales de diversos tipos, además de afectar el desempeño laboral, ya que las personas comienzan a realizar sus labores en condiciones desfavorables. 


Aprende a reconocer el estrés por calor

Los signos que indican que estás padeciendo estrés por calor, varían dependiendo de la edad de la persona, peso, estado físico, antecedentes de enfermedades, consumo de medicamentos, entre otros aspectos. Sin embargo, existen algunos generales que se dividen en tres fases  de acuerdo a su gravedad:

Primera etapa:

- Fatiga.
- Disminución de la habilidad motriz.
- Falta de concentración.
- Dificultad para memorizar.

Segunda etapa:

- Agotamiento.
- Náuseas.
- Dolor de cabeza.
- Sed.
- Mareos.
- Calambres.

Tercera etapa:

- Colapso: se produce porque la sangre comienza a irrigar a las extremidades, y el cerebro queda sin oxígeno, lo que provoca desmayos.
- Golpe de calor: la persona experimenta confusión, comportamiento irracional, falta de sudor, pérdida de conciencia, y en casos extremos se puede llegar a la muerte.

Recomendaciones preventivas para trabajadores y empleadores

Tanto trabajadores como empleadores deben coordinarse para cumplir con las siguientes medidas preventivas, y así prevenir molestias físicas y psicológicas por altas temperaturas:

Empleadores:

- Proporcionar sombra y ventilación adecuada.
- Disponer de aire acondicionado o ventiladores.
- Proveer de suficientes suministros de agua para los trabajadores.
- Facilitar elementos de protección y vestimenta especializada.
- Flexibilizar la jornada de trabajo para evitar la exposición en horarios de alta radiación.
- Equipar a trabajadores que realizan tareas de mantención expuestos a altas temperaturas, con un pulsómetro con alarma calibrada para emitir una señal cuando alcance un nivel de pulsaciones límite.

Trabajadores:

- Beber agua constantemente, en pequeños sorbos cada 10 ó 15 minutos.
- Evitar en lo posible salir a horas de mayor radiación (entre 11 y 16 hrs.)
- Planificar pausas de descanso cada 45 minutos como máximo.
- Aplicar protector solar diariamente y reaplicar cada dos horas.
- Consumir mayor cantidad de frutas y verduras que aporten agua al organismo.