Conductas riesgosas que peatones y conductores deben dejar atrás
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

Gráfica publicitaria de la campaña de cultura preventiva ACHS “Por ti y los tuyos, cuídate siempre”.

Conductas riesgosas que peatones y conductores deben dejar atrás

Cada día son 767 personas las que sufren un accidente por distracción o por conductas inseguras. Ante esta realidad, la ACHS lanza una nueva campaña de cultura preventiva titulada “Por ti y los tuyos, cuídate siempre”, que busca fomentar comportamientos de autocuidado en la población.

C
onductores que hablan o escriben por celular mientras manejan o peatones que cruzan en mitad de la calle, son escenas recurrentes en la vía pública que deben comenzar a erradicarse para disminuir la cantidad de accidentes que ocurren diariamente.

Según datos de la Superintendencia de Seguridad Social, entre agosto de 2011 y julio de 2012, cada día 767 personas sufrieron accidentes tanto en el trabajo como en el trayecto, lo que en un año suma casi 280 mil siniestros. La distracción es un factor común y explica que, del total de accidentes en Chile, el 80% se deba a conductas inseguras por parte de las personas, mientras que sólo el 20% obedece a la existencia de condiciones de riesgo en el entorno.

Comportamientos que los conductores deben cambiar

Las principales conductas que los automovilistas deben modificar son:

Transitar a exceso de velocidad:recuerda que siempre debes respetar la señalética que indica el máximo de velocidad permitido. Si lo infringes, no sólo corres el riesgo de que te cursen una infracción a las leyes del tránsito, sino que también tendrás menos tiempo para reaccionar en caso de un imprevisto.
Consumir alcohol al conducir: ninguna persona que ha bebido alcohol debe conducir un vehículo. Al hacerlo, te expones a ti y a otros a sufrir un grave accidente. Si vas a asistir a una fiesta u otra actividad social, organízate con familia o amigos para designar a alguien que no beba, usar el transporte público, o pedir un taxi.
No respetar las señales del tránsito: pasar un semáforo en rojo o no respetar un “ceda el paso” son conductas que se repiten en varios automovilistas. Recuerda que toda la señalética tiene un sentido, y se instala en las vías para ser respetada y prevenir accidentes.
Usar el celular mientras se conduce: las personas que hablan por celular o contestan mensajes al conducir aumentan en cinco veces sus probabilidades de sufrir un accidente. Al manejar se requiere estar totalmente concentrado en la vía, sin interrupciones.
Conducir ofensivamente: no expongas tu vida ni la del resto, ni te dejes llevar por la conducta agresiva de otros automovilistas. Señaliza siempre tu viraje, conserva una distancia prudente con el auto de enfrente, y adelanta con precaución.
No usar cinturón de seguridad: el uso de este elemento es obligatorio para todos los pasajeros de un automóvil, ya que ayuda a reducir a la mitad el riesgo de muerte por accidente de tránsito.

Conductas que los peatones deben cambiar

Las principales conductas que los peatones deben cambiar radicalmente son:

Cruzar en mitad de la calle: respeta los semáforos y pasos de cebra para cruzar una calle. Nunca lo hagas en zonas no habilitadas.
Escuchar música mientras camina: el sonido no te permite oír si se aproximan automóviles o bocinas que adviertan un posible accidente.
Transitar rápido por la vía pública: al caminar o correr por la vereda sin poner atención en la superficie que transitan, los peatones se exponen a caídas y accidentes.
Caminar revisando el celular: chatear o contestar mensajes mientras caminas, te distrae de la ruta y te expone a golpes y caídas.
Perder de vista a los niños: si caminas con menores en la vía pública, llévalos siempre de la mano. Evitarás que se pierdan o que bajen repentinamente a la calzada.
Cruzar repentinamente en pasos de cebra: antes de bajar a la calzada, mira hacia ambos lados para verificar la velocidad de los automóviles. No bajes repentinamente, pues no darás tiempo a los conductores para detenerse.