Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

Sobre brote de fiebre Q, Provincia de Osorno, Región de Los Lagos.

Antecedentes generales

Un brote de neumonía atípica con características de evento inusitado (brote) se presentó a mediados de julio en Puerto Octay, Provincia de Osorno, Región de Los Lagos, afectando a adultos jóvenes que en su mayoría realizaban actividades laborales relacionadas con la producción pecuaria bovina. En algunos casos, esto afectó también a familiares y personal de salud en los recintos hospitalarios en los que se realizaron las primeras atenciones. A la fecha, se han notificado 47 casos asociados al brote, 37 de ellos trabajadores del sector pecuario. Los que se encuentran en recuperación y seguimiento.

Identificación del agente etiológico

A la luz de los antecedentes señalados, expertos del Ministerio de Salud, la Sociedad Chilena de Infectología, su par de Enfermedades Respiratorias y el SAG identificaron como agente causante de la sintomatología que afectó al brote la bacteria Coxiella burnetti, agente zoonótico que causa la llamada fiebre Q.

Definición de Caso Sospechoso

A la fecha, se considera como caso sospechoso de presentar la enfermedad a toda persona, independiente de la edad, que presente: fiebre >38,5ºC + mialgia + cefalea y que cumpla con los 2 criterios siguientes:

Criterio 1: estar asociado a uno o más de los siguientes signos, síntomas o diagnósticos

  • Tos o neumonía.
  • Náuseas, vómitos o diarrea.
  • Hepatitis o pruebas hepáticas alteradas.

Criterio 2: trabajar en lugares de riesgo o regiones con producción lechera, que cumpla con una o más de las siguientes características

  • Trabaje en ambiente pecuario bovino
  • Haber consumido subproductos derivados del bovino (leche o queso no pasteurizado, otros)
  • Sea un contacto de un caso en investigación (familiar, personal de salud u otro)

Criterio de exclusión: personas en los que se identifique un agente etiológico habitual que explique el cuadro, no serán considerados como caso sospechoso.

Condición de riesgo.

Los brotes de Fiebre Q suelen producirse después de la época de partos de los bovinos, ya que Coxiella burnetii , agente biológico endémico en la región, se reactiva en las hembras durante la preñez. En esta condición el contacto e infección se realiza por inhalación de material contaminado en la forma de partículas en suspensión, neblinas y/o aerosoles generados durante el parto o procesos asociados a lavado y/o gestión de residuos biológicos contaminados, así como la exposición cercana a animales infectados u otros productos de origen animal.

En general, la vía de contagio en humanos es el contacto por vía aérea con partículas, neblinas y/o aerosoles, contaminados con fluidos biológicos de reservorios animales, sobre todo de rumiantes domésticos, especialmente en tareas asociados a parto, dónde el contacto directo/indirecto con placenta y fluidos representan el medio habitual de contagio. Se ha observado que la mayoría de los casos descritos de la enfermedad se presentan en trabajadores que realizan actividades asociadas a tareas que involucran el contacto con animales de granja o sus productos: médicos veterinarios, trabajadores agrícolas, productores agropecuarios, trabajadores de plantas faenadoras de carne, fiscalizadores e investigadores, entre otros.

Medidas de prevención y control de la exposición

Las medidas de prevención son de gran importancia en el control de esta enfermedad, fundamentalmente las de barrera que impidan o limiten el contacto con fluidos corporales de animales infectados, destacando:

Uso correcto de Elementos de Protección Personal: guantes, protección respiratoria y ocular, calzado de seguridad impermeable que impida el contacto dérmico, buzos de trabajo desechables y pecheras de goma. Considerando al momento de su uso, implementación y gestión:

  • No manipular ni contaminar mascarilla (P100/N100/P3).
  • Selección de protección ocular, tipo careta facial.
  • Uso de guantes impermeables con resistencia mecánica suficiente para impedir cortes y heridas, incluyendo uso de mangas (desechables).
  • Uso de pecheras de goma o PVC, resistentes a procesos de lavado y desinfección a realizar cada vez que finalice una tarea (de cargo y gestión del empleador).
  • Uso de indumentaria de uso exclusivo, resistente a procesos de lavado y desinfección a realizar cada vez que finalice una tarea (de cargo y gestión del empleador).
  • Uso de calzado de goma o PVC, resistentes a procesos de lavado y desinfección a realizar cada vez que finalice una tarea (de cargo y gestión del empleador).

Capacitar al personal expuesto, en relación al uso y cuidado de los Elemento de Protección Personal según el riesgo a controlar (selección, uso, cuidados, gestión)

Aseo prolijo, lavado y desinfección de superficies en instalaciones, dotando de todos los elementos necesarios que garanticen efectividad del proceso y la protección de los trabajadores expuestos.

Fortalecer conductas de higiene personal, instruyendo y proveyendo al personal de los medios para el necesario aseo personal, cada vez que se finalice una tarea

No consumir bebidas y/o alimentos en las instalaciones

Rubros y actividades con exposición al agente de riesgo identificado.

Como fuera señalado, el riesgo de exposición a Coxiella burnetii, tiene directa relación con el contacto, por vía aérea, con material contaminado con fluidos biológicos de animales que actúan como reservorio de este agente zoonótico; material representado por partículas en suspensión, neblinas y/o aerosoles. En este sentido, cualquier actividad económica que incluya el contacto con animales potencialmente infectados, es representativa de una condición de riesgo de exposición laboral, destacando aquellas realizadas por el rubro de la ganadería (cría de animales, cultivo productos agrícolas en combinación con cría de animales, actividades de servicios agrícolas y ganaderos) y por extensión aquellos asociados a la prestación de servicios veterinarios.

Indicaciones a seguir ante presencia de un caso sospechoso.

Todo caso sospechoso, incluyendo la población trabajadora, deberá ser derivado en forma inmediata al Servicio de Salud de la red asistencial.

Para el caso de los trabajadores afiliados de empresas del rubro pecuario bovino, una vez confirmado como caso sospechoso por el servicio de salud correspondiente, e iniciado el tratamiento, deberá ser derivado para continuar su manejo en la agencia ACHS más cercana, donde se procederá su ingreso al proceso de calificación de enfermedad profesional.